viernes, 30 de diciembre de 2011

This moment

{este momento} - un ritual de Viernes. Una sola foto - sin palabras - la captura de un momento de la semana. Un simple momento especial, extraordinario. Un momento para hacer una pausa, disfrutar y recordar. (Inspirado por Farala a través de Soulemama)

jueves, 22 de diciembre de 2011

Habrá que abrigarse



   Casi me veo obligada a escribir este post para que lo que aparezca al abrir mi blog no sea un color negro oscuro que no lleva a ningún lado excepto a que te des un piñazo contra algo por no ver nada en claro.

   Por eso y porque mi nick así lo indica, lo intento. Intento pintar de colores mis días. En eso estoy y no se me ha ocurrido mejor destino para mi escapada navideña que Navarra. Hablo en singular porque en estos menesteres siempre soy yo la que decide, básicamente por vaguería de mi consorte que prefiere que una experta en organizar viajecitos se lo dé todo hecho. El presupuesto este año es más apretado si cabe de lo que suele ser habitualmente, por eso , aunque nos apetecería algún mercado navideño de Parla, habrá que conformarse con unos buenos esparraguitos de la zona.

   ¿Por qué os cuento esto?  Como os digo, me encanta organizar viajes, buscar información en internet, llevar caminatas preparadas, mirar y remirar mapas...Esta vez, sin embargo, supongo que la sombra negra del post anterior me acompaña y estoy del todo menos inspirada así que he pensado buscar ayuda exterior aceptando sugerencias sobre cosas que ver y/o hacer en nuestra primera visita a Navarra . Ya de paso, doy oportunidad a Castafiore para que vaya preparando su próxima excursión coincidente. Si no funciona, confiaré en los de la casa rural que algo propondrán, digo yo.
    
  Acabo de mirar en la página de AEMET y se pronostica un frío del copón (sí, he dicho del copón) para las fechas de mi viaje. Esto es un dato que alegrará enormemente a mi consorte (artista anteriormente conocida como "mi churri") que lejos de apreciar las cualidades astringentes que el  frio tiene sobre la piel, tirita sin remedio cuando la temperatura baja de 21 grados. Tendré que abrazarla constantemente para que entre en calor, menuda lata.
   

miércoles, 14 de diciembre de 2011

El placer de regalar

   

   Llegan las puñeteras navidades y con ellas todos sus efectos secundarios: empachos de turrón, empachos de familia,  empachos de cordero, empachos de anuncios de colonias, empachos de familia política, empachos de comidas-cenas de trabajo, amig@s y/o compañer@s de clase y un sinfín de empachos más que cada año acaban un poquito más con mi espíritu navideño.

    Podría ponerme seria y deciros lo que verdaderamente me entristece de la navidad pero no voy a hacerlo porque hace tiempo que entendí que de momento soy incapaz de escribir en este blog sobre  mis peores fantasmas por mucho que lo haya intentado.

    Por eso, voy a hablar de algo que me encanta y que tiene relación con la navidad: los regalos. Me gusta que me regalen, lo confieso. Cuando era una enana , intentaba pasarme la noche del 24 en vela esperando a Papa Noel (los Reyes no pasaban por mi casa) para pillarle in fraganti. Tenía incluso mi kit noche-en-vela: linterna, libro y cascos para mantenerme despierta .Cutre, lo sé, pero entonces todavía  no bebía café. 

    Sobra decir que jamás lo conseguí, bien porque mi hermana me daba alguna voz al ver la linterna y tenía que apagarla o bien porque caía rendida en brazos de morfeo pensando que Papa Noel había vuelto a echarme algo en el agua de la cena para dejarme grogui.

     Sin embargo, sigue haciéndome ilusión que me regalen cosas. Eso sí, no quiero cualquier regalo, quiero cosas que se elijan con cuidado e ilusión pensando en lo que me puede gustar a mí. No me importa el precio, pero me encanta saber que alguien se ha pasado un tiempito eligiendo, buscando o haciendo un regalo para mí, me hace sentir importante.

   Pero si hay algo que me gusta todavía más que recibir regalos es sin duda regalar. Puedo ser vulgar y regalar tarjetas regalo o cajitas smarttbox que vienen al pelo en ocasiones. Pero también se me da bien regalar cosas de esas que sabes que la otra persona se muere por tener o que no se espera ni por lo más remoto. Ver la cara que  ponen al abrir la sorpresa es un auténtico placer para mí.

  Curiosamente, los mejores regalos que recuerdo haber hecho no fueron por navidad pero reconozco, para satisfacción de mi ego, que a veces he triunfado en el arte regalatorio. Y es que en cuanto se me ocurre la idea, se me ilumina la cara y empiezo a disfrutar del momento que vendrá cuando la persona obsequiada abra su regalo. Maduro la idea inicial y la retoco hasta darle la forma perfecta. Luego sólo queda envolverlo y aguardar el momento justo para entregar el presente. Un presente que, en el futuro, quiero que se convierta en  bonito recuerdo del pasado de la persona agasajada. (vaya, esto último me ha quedado muy Christmas Carol y bastante pedante , debe ser una señal navideña).

martes, 6 de diciembre de 2011

De bucles, cochinillos y otras castañas

    Hoy tocaba entrada sobre el finde pasado y las bonitas emociones vividas entre desconoamigas pero como yo soy muy mía, voy a llevar la contraria y escribir sobre algo más antiguo que tenía pendiente.
    Hace unos días me decidí por fin a visitar el bosque encantado del que tantas veces habla Karras y no se me ocurrió mejor forma de hacerlo que organizando una bollokedada . Pensé que, además de disfrutar de lo que más me gusta en esta vida, es decir, la naturaleza, podría conocer a gente a la que todavía no conocía en persona y propiciar un encuentro entre terceras partes que también tendría su gracia. Lo planteé como algo totalmente dominguero dado el miedo que levantó la expresión "excursión por el campo"entre algunas invitadas.
     Sin embargo, mi poder de convocatoria quedó claramente tocado para la próxima década y finalmente se apuntaron sólo 4 personas ya conocidas para mí: una, porque no le quedaba más remedio al ser la bloguera consorte; otra, porque se había comprado un tabardito para la ocasión y debía estrenarlo a toda costa; las otras dos porque son unas benditas y un rico cochinillo de la zona siempre es motivo suficiente para madrugar un sábado. Error... Hacía calor para llevar el tabardito, el cochinillo se había terminado para cuando llegamos a comer y el horario dominguero nos impidió llegar hasta el final de la ruta y conocer a los abuelos del bosque.
   Sin embargo, la jornada, lejos de ser un fracaso , me descubrió una zona preciosa cerquita de Madrid a la que volveré sin duda para explorar a fondo rutas algo más extensas dado el afán andarín de la bloguera consorte y mío propio. El castañar nos recibió en todo su esplendor con sus tonos del otoño y el fruto en su máximo apogeo (que se lo digan a una de las benditas). Por cierto, Karras, como  sé que leerás esto, ¿por qué queman las castañas en pequeñas hogueras por toda la zona? Hubo debate al respecto y me encantaría que nos sacaras de dudas.
  Tras un precioso paseo y una comida propia de cualquier regimen que podáis encontrar en el Pronto (lease: oreja, patatas revolconas, morcilla , revuelto de setas y ensaladita para lavar nuestra conciencia), tomamos camino de vuelta no sin antes efectuar un bonito rodeo vía el Tiemblo donde nos detuvimos con calma a ver los famosos Toros de Guisando (esos que tod@s hemos visto en nuestros libros de historia en alguna que otra ocasión y pensabamos que  habían  quitado del mundo por antiguos). La ocasión lo merecía y bien valió la pena dedicar un rato a la visita.
 Aquí os dejo unas fotitos para que veais lo que os perdistéis.Si os apuntáis a la próxima, dejad un mensaje en mi contestador.Feliz puente y sed felices!!!!






domingo, 4 de diciembre de 2011

¿Qué comemos mañana?

    Me encanta cocinar pero siempre es estresante pensar ¿qué hago mañana? ¿qué ceno hoy? Por suerte o por desgracia, no me puedo permitir llevar una dieta "descuidada". Intento ser disciplinada con este tema ya que en el resto de cosas no lo soy, para qué engañarnos. Aun así, me cuesta definir el menú pero para mañana ya tengo plan. Lo acabo de sacar de aquí Tiene una pinta...



INGREDIENTES: (4 PX):

4 lomos de bacalao fresco250 gr de almeja tipo babosa (cualquier otra vale pero a mi me gustan estas)1/2 cebolla muy picada2 dientes de ajo1/2 botellín de sidra natural de 33 cl harinaperejilsalaceite de oliva virgen extra
Se cuecen con un vaso de agua las almejas hasta que se abran y se reservan . Se cuela el caldo y se guarda.

Se salan los lomos y se pasan por harina. Se fríen muy ligeramente en una sartén con aceite y se van poniendo en la cazuela.

En ese aceite se fríe la cebolla y los dientes de ajo laminados. Cuando estén transparentes se añade una cucharadita de harina. Se cocina y se añade la sidra natural y el agua de cocción de las almejas. Se deja cocer 10 minutos y se echa lo de la sartén  sobre el bacalao, dejándolo todo junto unos 8 minutos más. 
Se añaden las almejas y a servir!!!
 
   Si alguien se apunta, avisad que compro más bacalao.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Dreams


Te has girado levemente y siguiendo con tu  sueño has cogido mi mano entre las tuyas y me la has apretado contra tu pecho. Poco después, has vuelto a tocar el piano sobre mi piel. No sé bien por qué pero he pasado un rato largo en duermevela pensando que tenía que poner esto en el blog. Llámame rara, lo soy.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Lo que no me pase a mí




   ¿Por qué siempre tengo que encontrarme con los seres más raros de la tierra?
    Me dirigía yo tranquilamente al trabajo cuando un nosémuybiencomollamarlo ha decidido amargarme el desayuno (bueno esto es algo exagerado porque mi pincho de tortilla me ha sabido a gloria anyway). 
    El caso, al incorporarme a la carretera que me conduce a mi super centro de trabajo me he colocado detrás de un C3 azul turquesa con una L en la luna trasera. El pavo iba a 70km por hora y la carretera tiene límite a 90. Total, que lista yo, me he pasado a la izquierda para adelantarle porque me esperaba el pincho y  no era plan de perder el tiempo detrás de una L. 
     Ha sido entonces, al ponerme a su altura, cuando me doy cuenta de que empieza a acelerar. Odio que me hagan eso pero siempre les dejo y  vuelvo al carril de la derecha porque me parece una gilipollez soberana ponerme a hacer carreritas. Pero claro, antes de hacer eso, he mirado a mi derecha pensando "a ver quién es el chulo de mierda que acelera cuando intento pasarle"
     Y aquí viene lo bueno, en la rápida mirada que he dirigido hacia el C3, me encuentro a un tío mirándome, con medio cuerpo levantado del asiento y haciendo el gesto de estar machacándosela cual mono del zoo. Ya os digo que ha sido fugaz y creo (o quiero creer) que sólo ha sido el gesto pero ha sido una visión asquerosa.
     Y claro, luego me he quedado pensando: qué clase de persona era ésta, ¿un salido? ¿un machista cabrón? ¿un loco? ¿todo a la vez? Que triste, de verdad

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Making Room for Life





La habitación de la que me he apropiado empieza a ser una metáfora preocupante de mi conciencia: papeles por ordenar, ropa que guardar, tareas que terminar, destinos a los que llegar, paredes por decorar.

¿Por dónde empiezo a poner orden?

domingo, 6 de noviembre de 2011

El momento más delicado en la vida de una camiseta

   

  Si hay un momento delicado en la vida de una camiseta no es su primer uso ni su primera colada, ni siquiera su primer planchado. No, el momento más delicado de una camiseta es sin duda el difícil paso de la transformación de la materia, lo que Coco explicaría como "esto es una camiseta" y tras cortar a la infeliz prenda en trozos , continuaría "esto es un trapo" (lease con voz de Coco).
     A veces llevamos camisetas durante años, nos gustan tanto que no imorta que tengan alguna pelotilla que otra o que su color haya palidecido cual un sol cansado al atardecer. Las lavamos una y otra vez hasta que se dan de sí  o encogen demasiado. Otras veces llega el temido agujerillo que puede convertirse en socavón si unas manos diestras no lo remiendan alargando inutilmente el ya anunciado fin de la vida camisetil. Hay también ocasiones en que la camiseta en cuestión queda tan pasada de moda que sólo nuestro amor irracional hacia ella nos hace seguir luciéndola orgullos@s.
    Cuando por fin admitimos la realidad y entendemos que todo tiene un principio y un final, llega la hora de meter la tijera. De algún modo es una forma de que la camiseta de nuestros amores siga entre nosotr@s de por vida porque tod@s sabemos que un trapo siempre nos sobrevivirá, pase el tiempo que pase.
    Es ahí cuando toca decidir que parte nos quedamos. ¿Guardamos  la de delante ?  ¿la de atrás? ¿serán las mangas las afortunadas que resistan en nuestro armario de limpieza? La opción suele depender del uso que vayamos a dar al trapo así como del logo o dibujo de la camiseta en sí. 
     Ahora mismo tengo un par de ejemplares en el armario que aguardan mi decisión final sobre su futuro. ¿No es una costumbre genial heredada de nuestras madres? A mí me lo parece

jueves, 6 de octubre de 2011

Escapismo postmoderno

   
   Recuerdo que cuando estaba en el instituto y nos explicaban el concepto del "escapismo literario" y el "locus amoenus", siempre me costaba entenderlo de forma total. Comprendía lo que era y lo reconocía rápidamente pero no acababa de interiorizarlo. Ahora entiendo por qué: nunca lo había experimentado. Hasta ahora, no había sentido la necesidad de escapar de la realidad, de montarme paraísos en mi mente para relajarme y dejar de pensar que todo es una mierda.
   Pues bien, me está ocurriendo, siento la necesidad de cortar la corriente de pensamientos negativos que últimamente puebla mi cabeza. 
   Me apetece que me atonte Sálvame, que me cuenten la boda de la Duquesa de Alba y las peleas de la Esteban para experimentar una suerte de lobotomización figurada que calme mi mal rollo permanente. Dibujo imágenes en mi mente sobre mi vida  en el campo o en la playa con mi perro y mi amor para ver si segrego endorfinas que hagan renacer mi borrada sonrisa. De momento, no funciona demasiado.

sábado, 1 de octubre de 2011

El camping no es para mí


       Si hace 5 años me dicen que en septiembre del 2011 iba a pasar una noche dentro de un instituto, no habría podido imaginar por qué. Se me habrían ocurrido cosas como: a lo mejor voy a dar una extraescolar, me quedo encerrada en el baño y me dejan allí toda la noche o bien, a lo mejor estoy limpiando institutos, me quedo encerrada en el baño y me dejan allí toda la noche. No habría jamás imaginado las circunstancias que me han llevado a ello: mi pareja es profe de secundaria + Espe y Luci nos están dando por todos los lados = nos encerramos en los centros como protesta en las ya conocidas como "noches verdes"
      Así  es como acabé  metida en este embolao. Ayer tenía demasiado sueño para escribir así que he dejado el post para hoy, después de una reparadora noche durmiendo a más de 10 cm del suelo. 
  Realmente una se pregunta hasta qué punto cosas así servirán para  algo y si podremos parar los planes que los gaviotos nos tienen preparados para los servicios públicos pero la experiencia en sí, ya merece la pena. 
no están todos los que son ni son todos los que están pero casi

     11 profes del centro + 1 antiguo alumno+ 1 profe de otro centro (i.e: yo). Banquete espectacular en el patio gracias a la agradable temperatura de la que seguimos disfrutando este mes en Madrid y a la generosidad de tod@s. De hecho pudimos ser nosotr@s los desalojados por incumplir algunas de las normas que convierten hoy en día los institutos en centros para menores (salvando las distancias, claro) pero permitidme que no precise las normas que nos pasamos por el forro ante el temor a represalias.
     Tras la cena, más risas, un ratito de twiteo y feisbukeo para dar ánimo a los compañer@s de otros centros, estampación de camisetas a cargo de mi artista, juegos de mesa para las mentes más despiertas (definitivamente, no para la mía) y una visita al chino de turno para unas últimas compras. Hacia la 1´30 se retiran los primeros a sus aposentos (lease departamentos) . Pasadas las 2, el dormitorio de las chicas (lease salón de actos) está completo pero acepta por consenso la colchoneta del antiguo alumno (menos mal porque el rollo chicos aquí-chicas allí no me moló nada).   
¡¡¡¡¡¡¡qué manos!!!!!!!!!!


      

  video
Así suena un instituto de madrugada

     En un saco prestado , con una toalla como almohada y una colchoneta de gimnasio como colchón intento dormir algo. Se puede decir que lo consigo pero no durante más de una hora seguida. Antes de lo deseado, suena un despertador, son las 7 y toca levantarse y recoger porque a las 8´30 todos (menos yo) tienen clase. Aseo rápido, café todavía más rápido y los chic@s empiezan a invadir las aulas ávidos de conocimiento (jajajaja, me parto). Los encerrados vuelven a encerrarse, esta vez en sus clases para hacer aquello que saben hacer, lo que les gusta y lo que les da de comer. ¡¡¡¡¡¡¡Olé por tod@s ellos!!!!!! Sois un@s valientes. Seguimos en la brecha, compañer@s

martes, 30 de agosto de 2011

Carteles imposibles

No sé que me da más miedo si el principio o el final del cartel. Menudo peligrooooooooo!!!!!!

lunes, 29 de agosto de 2011

lunes, 15 de agosto de 2011

Pesadilla en Pope Street

   Acabo de despertar de la siesta y he tenido una horrible pesadilla. No, está vez no era Rosa Benito. He soñado que un extraño espíritu me poseía, nos poseía a las dos.Nos daba por inundar mi no ático de una alegría inusitada. Sí, amig@s, cual benditas samaritanas, acogíamos a un par de peregrinas de Cuenca que jubilosamente ocupaban la habitación de invitados con sus guitarras, sus mochilas repletas de sueños y descuentos y sus rosarios de diseño. Hasta tal punto llegaba la posesión diabólica que también colgábamos de la terraza  una gran pancarta como ésta (aunque no se lleve esta tilde, a mí me mola)
  La pesadilla ha terminado cuando Ruth, la más mocita de las peregrinas se metía en mi cama e intentaba meterse en algo más besarme *sin mi permiso pero con el beneplácito del Señor del quinto* según repetía una y otra vez.
  Lo sé, estoy enferma, me lo dicen mucho últimamente.
  Afortunadamente, todo ha sido una pesadilla y vuelvo a mi ser. Como se ha suspendido la quedada del Retiro, ayer decidimos ir al centro y besarnos cada vez que nos cruzábamos con algún mochililla, curilla o voluntarillo . La verdad es que me puse las botas, no recuerdo haberme besado tanto en público ni en el orgullo. Por ese lado estuvo bien. Uno incluso agachó la cabeza avergonzado y supongo que tod@s rezaron por nosotras al acostarse, por nuestra salvación y vuelta al redil.
  YO TAMPOCO TE ESPERO, de hecho me iré de esta ciudad en cuanto llegues y volveré cuando te marches. Lo malo es que la ciudad seguirá plagada de ELL@S **


*: me encanta esto que hacen algunas blogueras, espero no cobren copirais.
**: votantes de Esperanza

jueves, 11 de agosto de 2011

Stand by


...publicadas por última vez el 29 de junio de 2011... Eso dice en mi escritorio. Más de un mes sin publicar y sigo sin ideas...o sin ganas...No ha sido un mes falto de acontecimientos: he recorrido Málaga de arriba a abajo subiendo  montes, bajando  ríos y saltando de cala en cala; me he quedado sin trabajo por obra y gracia de Esperanza y su puta obsesión por terminar con la educación pública; me he sentido arriba arriba arriba y abajo abajo abajo; he reído, he gritado, he llorado y he amado. He vivido, en definitiva. Y ¿para qué? para que ahora me digan que tengo ansiedad y me dejen tan descolocada que todavía no he reaccionado. Yo,  la que tiene todo controlado,  la que se conoce perfectamente, la que lleva 35 años conviviendo consigo misma, resulta que ha perdido el control de la situación. 
   Y a pesar de todo he encontrado mi momento feliz de este verano. Domingo 9´30 a.m. Desayuno mirando al mar en un banco de la plaza. Café para llevar y croissant de pastelería francesa difícilmente superable. Y ella a mi lado, sin darse cuenta de que yo era inmensamente feliz en aquel instante.


  Y así estamos: stand by
Iverbo intransitivo
1   estar listo,-a: special forces are standing by, las fuerzas especiales están preparadas
2   mantenerse al margen, people just stood up and did nothing, la gente se quedó mirando sin hacer nada.

 
II verbo transitivo
1   (a una persona) apoyar, no abandonar
2   (una decisión, un compromiso) atenerse a

miércoles, 29 de junio de 2011

La macarra que hay en mí

   Si hay algo que odio en esta vida (cada día se suman más cosas a mi lista, curiosa y preocupantemente ) son l@s macarras al volante de Seat Ibiza o León amarillos, l@s niñat@s con gorra y camiseta de hombreras con música a todo volumen en el coche que intentan acompasar el ritmo con el ruido de las ruedas al derrapar o l@s capull@s que cuando vas adelantando, se te pegan al culo para que te apartes porque allá vienen ellos a la velocidad del viento.
   Pues bien, a pesar de todo ello, especialmente en la playa y estando sola, saco mi lado macarra una y otra vez, casi sin darme cuenta.
    Es ponerme la gorra y caminar por la playa y es que me sale una vena que a veces me asusta a la par que casi agrada. No es sólo al andar, también me da por bajar la ventanilla y , oculta bajo mis gafas de sol y la ya mencionada gorra, subo el volumen de ya sea Coldplay, Carlos Jean o incluso  mi Sheryl por poner algún ejemplo y ¡hala! tira millas.
    Cierto es que en esta época, sitios como el que veis en las fotos son un puro paraíso y una pierde un poco la noción de la realidad tras un par de horas al sol y le da por adquirir personalidades diversas. No es una excusa, me mola mi lado macarra, sobre todo en esta playa que tanto me conoce y sabe de mí.

A un lado, la gaviota capucho café (hasta ayer conocida por mí como gaviota de cabeza negra)

Debajo de mí, mi veterana toalla

Al otro lado, un trío de chicas, un trío trío, de los de menage a trois

Vuelta al infierno de Madrid con pilas semi cargadas   



Queda inaugurada oficialmente la Temporada de Verano

jueves, 23 de junio de 2011

Genuína

Estoy enamorada de este video y he encontrado el original. La criatura lo tiene claro. Promete. Menuda pasta le han debido dar a sus papis para tunear el video y usarlo para Citroen. En fin, una delicia

martes, 7 de junio de 2011

Tapas y bollos


 
  El fin de semana pasado estuve disfrutando de una de las cosas más españolas y guiris a la vez que tenemos en este país: las tapas.
  Eso sí, el guirismo, debido a su falta de manejo de la picaresca española, se queda muchas veces con lo peor de cada casa: precios escandalosos y recetas "empobrecidas", por decirlo de forma fina. Así ocurre en Madrid, pero sólo hace falta salir a la costa o incluso al extranjero para toparse, cada vez con más frecuencia, con los famosos Tapas´Bar que están transformando con sus recetas sui generis la cocina tradicional española. Ríete tú de Ferrán Adriá, ¡eso sí que es una revolución culinaria! Y lo digo por experiencia propia porque mis años de britis capel me reportaron unas cuantas visitas a este tipo de bares en Inglaterra en una búsqueda incansable de aquello que mi chica echaba tanto de menos de España (manda narices , siendo yo la española).
  En cualquier caso, yo venía aquí a hablar de la Ruta de la Tapa de mi pueblo de adopción, a cuya organización, doy un 10, dicho sea de paso. Eso sí, yo me andaría con cuidado porque como la cosa siga así, puede írseles de las manos en los próximos años. De momento, ya pueden encargar más cerveza para el año que viene, que el domingo andaban bajo mínimos.
  La idea es la de cualquier feria de la tapa: tapa más birra 2 euros, muchos locales participando, cada uno con su especialidad, en busca del premio a la mejor tapa del año. Los clientes degustan y votan por su tapa favorita pensando que la cosa no está dada de antemano según quien tenga más enchufe con el organizador. Los hay generosos, originales, pasables, cutres y muy cutres.
  El caso es que yo no sé si fue por las numerosascasidemasiadas cervezas que fueron cayendo en busca de la excelencia pero el tema es que yo no he visto más bollo suelto por aquí que el fin de semana pasado. Es cierto que no paro de decir a mi churri (sigue molándome el cutrelux) que alucino con el porcentaje bolleril que habita en su pueblo y que no entiendo  qué les dieron de comer de pequeñas. Pero así fue, bar que pisábamos, parejita y/o bollería que veíamos. Y me asaltó una duda: ¿tendremos una querencia especial por las tapas hasta ahora desconocida? ¿será esto el nacimiento de una nueva etiqueta social: la bollera tapera y/o la tapera bollera? Seguiré el estudio sociológico para manteneros informad@s.

miércoles, 1 de junio de 2011

Rubias de culto

   El pasado 21 de mayo, estuve uno de los mejores conciertos que he visto últimamente. Pretendía ser una sorpresa para mi churri pero la sorprendida fui yo.       
   Cierto es que conocía a Mercedes Ferrer por los 2000 cds que tiene suyos (menos mal que las cintas ya no las pone) y, aunque me gustaban mucho algunas canciones, no llegaba yo a ser fan de la susodicha. Soy más de otras rubias de culto.   
     Sin embargo, el sábado me encandiló y conquistó definitivamente. Tiene una voz alucinante y es increíble como llena el escenario (aunque fuese chiquitito) con su guitarra y sus ojazos. Tocó canciones de su nuevo disco Travesía que se publicará en España tras el verano (yo ya lo pillé por itunes hace tiempo) y también gritis jits como "imán" o "vivimos siempre juntos" entre otros muchos. 
   Además, sigue fiel a sus principios y quien me conoce sabe que siempre me ha encantado la gente que hace lo que le da la gana rebelándose ante presiones, opiniones y líneas de mercado.     Lo mejor, su manera de disfrutar el concierto y de hacerte sentir que se lo estaba pasando casi tan bien como yo allí arriba, a pesar de que el aforo era muy limitado (hay que promocionarse mejor, Casa de la Cultura)
    Al acabar, se bajó al patio de butacas y estuvo charlando con la peña. Lo dicho, disfruté muchísimo y ya no sólo por la música, sino porque me pareció un ejemplo maravilloso de lo que es "ser auténtica". Gracias Mercedes, fue una  pasada. Os dejo un video de mierda  (por la calidad de la imagen eh!!) con una de mis canciones favoritas del último disco. 


video

viernes, 27 de mayo de 2011

Peligros de la vida moderna

Ayer viendo el Intermedio ( que ahora que ya no son de izquierdas, lo veo cada día)  recordé algo que me dejó alucinada el verano pasado. Contraté un seguro con una compañía aérea para evitar sorpresas ya que andaba a vueltas con las fechas de la oposición. El caso es que soy de leerme a conciencia las condiciones y no podía creerme la claúsula 12 de dicho contrato. 
El peligro existe...si no, ¿de qué iban  a cubrirse las espaldas los del seguro? ¿estará El Barco basado en hechos reales? 
Por si acaso, estoy pensando en irme de crucero este verano, lo mismo son los únicos que sobreviven


miércoles, 25 de mayo de 2011

La botella

    Buenos días. He decidido tomarme la jornada de reflexión no antes, sino después del domingo y , no una, sino dos. Aún así mi conclusión sigue siendo la misma: el mundo es una mierda y la gente es gilipollas. Sí, sé que estoy siendo injusta al generalizar y vulgar al expresarme pero es lo que me sale hoy. 
     Y es que, ¡qué más quisiera yo ser optimista, positiva, ver la botella medio llena! Pero no lo consigo, siempre acabo viendo "el lado oscuro" de todo, igualito que Darth Vader. 
    Yo quisiera pensar que la revolución ciudadana es posible, que se pueden cambiar las cosas, que el PP va a ayudar a los trabajadores y mejorar la política social (bueno esto último ni siquiera me planteo querer creerlo), que los ecologistas evitarán el cambio climático, que en los próximos años mis condiciones de trabajo mejorarán, que volverán a poner duchas en mi playa, que pondrán pantallas acústicas frente a mi casa, que mi churri me dará una sorpresa en algún momento dado, que mi salud y la de los que me rodean será buena por muchos años, que volverán a echar los Fraguel en la tele, que dejaré de ponerme roja con todo y por todo, que encontrarán cura a las enfermedades por algo más que el dinero que dicha cura les reportaría. Quisiera pensar que la gente es buena por naturaleza, que no todo se mueve por dinero y poder, que existe algo más allá de la muerte, quisiera ser optimista por naturaleza, positiva de la mañana a la noche, la alegría de la huerta con los que me rodean.
     Lo intento, Jam lo intenta pero ¡hay veces que me cuesta tanto y tanto! ¿Cómo coño lleno la botella?

sábado, 21 de mayo de 2011

Fin del mundo

Bien, llegó el día, he clamado al cielo pidiendo clemencia como indicaba el anuncio pero me temo que no me ha escuchado. Lo sé, es día 21 y seguimos aquí pero había un error de fecha, debe ser que con el cambio horario no se percataron, será mañana amig@s. Lo sé, ayer pasé por el lugar donde estaba el cartel y en su lugar encontré esto (aunque una vez más mi falta de pericia me impidió tomar foto in situ):

El fin del mundo público llega mañana, cuando ella arrase después de campañas tan eficaces y actitudes tan morales como ésta, irónico que la foto fuera tomada en la estación de "pacífico". Que la fuerza nos acompañe

martes, 17 de mayo de 2011

Excursión

Tras un largo periodo de inactividad del que dan fe mis piernas y mi cintura, el jueves por fín, dejé de buscar excusas y, tras asomarme como cada mañana a este espectáculo...




Decidí volver a coger la bici antes de que se marchitaran las amapolas










    
Como mi forma física no da para mucho de momento, me llevé la cámara por si veía algo interesante cuando parase a  recuperar el aliento.  Parece mentira que a sólo 10 minutos de la carretera del infierno...

















...se pueda disfrutar de un paisaje tan bonito



Tenía el ipod sin batería así que me limité a escuchar las ruedas sobre la tierra del camino (¡mi pobre bici maltrecha tras varios intentos de asesinato por parte de despiadados vándalos!)











 los pájaros...



































 y algún que otro bichejo




   También estuve a punto de atropellar un mini-conejo pero estuvo rápido y se escabulló antes de que pudiese siquiera sacar la cámara
 Descubrí que no era la única observadora de la mañana...(gentecilla con trípode y prismáticos por sin no se aprecia)

 



 y que hay frutas que no sabía que existían




el cielo amenazaba lluvia






  pero no importaba porque el suelo le contestaba escupiendo vida





Como veis, disfruté como una enana y estoy segura de que gané , por lo menos, un día de vida